jueves, mayo 10, 2007

Violan a Niña; Decide No Abortar

La Noticia:
Lucila…, una niña de 10 años y nueve meses, pidió ayuda... para que le brinden atención médica durante su embarazo… La pequeña denunció que fue violada por..., el dueño de la casa que rentan y donde vive con sus padres… Lucila aseguró que su agresor la amenazó durante todo el tiempo para que no denunciara nada, de lo contrario, le dijo, la mataría. Por esta razón, Lucila guardó silencio, hasta que el crecimiento de su vientre la delató. Los padres de Lucila…, indicaron que el embarazo de la menor de edad tiene ya 28 semanas… Los padres solicitaron…, atención médica para su hija, quien decidió no abortar… El agresor aprovechaba su ausencia y la de su esposa para atacar a Lucila… El violador, de 65 años de edad, está recluido en el penal… El embarazo de Lucila es de alto riesgo, y por ser la futura madre menor de edad su parto será con cesárea… Ayer, Organizaciones No Gubernamentales de Oaxaca se pronunciaron a favor de la despenalización del aborto en la entidad, y exigieron que la reforma aprobada en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal tenga vigencia en todo el País.

Comentario
Debería estar jugando con muñecas y sin embargo...

Dudo que alguien discrepe conmigo si afirmo que no es justo. Y si dejamos libre a nuestra personalidad, estaríamos clamando por que el autor sea violado, ultrajado y abusado, si no es que linchado, en la cárcel. ¿No sentiríamos cierta satisfacción al enterarnos que la está pasando mal en prisión? ¡Viejo abusivo! (Y no le digo cosas peores porque este es un Blog cristiano)

Respecto a Lucila, ¿no estaríamos aconsejando a esta pequeña niña que aborte? Después de todo, la ley lo permite ya que es un embarazo de alto riesgo y además, consecuencia de una violación. ¿Qué médico en su sano juicio se negaría a practicar el aborto en este caso? Sin duda sería lo recomendable tanto para no poner en riesgo ni su vida ni su futuro, y sin embargo…

¡Qué decisión tan radical de esta niña! No desea el aborto, sino desea a su hijo, aún en tan peregrinas y arriesgadas condiciones. ¡Qué lección nos está dando! Su bebé no tiene la culpa y le proporcionará el amor y el cariño inocentes que nosotros, los racionales e inteligentes que le sugerimos abortar, no podríamos. En vez de terminar con una situación por demás injusta, Lucila acepta y perdona. El violador está en la cárcel, en tanto que ella, sin micrófonos, sin ruido, con voz inaudible, con sus acciones, le está diciendo: “Aunque te aprovechaste de mi a la fuerza, voy a tener a tu hijo, lo voy a cuidar y a querer mucho, mucho más que a Lily, mi muñeca favorita…”

Lucila no comprende el lenguaje legal, es incapaz de distinguir entre “terminación del embarazo” y “aborto”, o entre “despenalización” y “prohibición”. Quizás algún día en el futuro lo entienda, pero por lo pronto, lo que si sabe, basada en sus sentimientos, es que quiere a su bebé. Allá los legisladores, eticistas y científicos con sus debates sobre cuando un embrión se convierte en un ser humano. Ella tomó una decisión simple, la de amar…

Y eso nos debe tapar la boca y hacernos arrepentir de los consejos malsanos que le dimos y de las palabrotas que le endilgamos al viejo abusivo ese. Lucila está demostrándonos lo que Jesús haría y por eso merece, no sólo nuestro respeto, sino nuestra admiración.

Algunas personas me han dicho que no les gusta que ponga noticias tristes, de desgracias o deprimentes. Esta no es una de ellas. Esta es de vida, de valor y de amor. ¡Gracias Lucila! Son las personas como tú que nos hacen pensar que la humanidad tiene futuro.

Lo que dice la Biblia
Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os odian y orad por los que os ultrajan y os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos y llover sobre justos e injustos. (Mateo 5:44-45)

En México está de moda el debate sobre el aborto. Lucila nos está diciendo que lo que importa, argumentos a un lado, es amar.

2 comentarios:

Cristianos Educando en Familia dijo...

Por ahí había leído que en México, tan pronto se había declarado legal el aborto, se hicieron largas líneas de mujeres listas para hacer cita y contratar los servicios de un "gatillero" que quite de sus espaldas el peso que un hijo representa para sus tan importantes vidas. (leáse con tono de sarcasmo porfavor)

Sí, cuesta un millón hacer lo correcto, pero es en Jesucristo en quien tenemos la fuerza, y no en nosotros mismos como ya lo hemos visto en esta niña.
Gracias por compartir.

Anónimo dijo...

bueno TODO MUY BIEN
PERO Y LOS PAPÁS QUE NUNCA
LA MIRABAN, PLATICABAN CON
ELLA, LA VEIAN COMO UN MUEBLE???