lunes, octubre 29, 2007

Frutos de la Carne

¿A quién no le gusta la fruta? Supongo que hay preferencias y hay quien elige el mango, quien la naranja y quien la manzana. Existen frutas dulces (plátano, piña) y frutas ácidas (toronja, fresa). Existen frutas comunes (mandarina, durazno) y frutas exóticas (kiwi, cereza). ¿Cuál es su favorita?

Cuando niño (sí, aún me acuerdo), descubrí junto con unos amigos, un árbol que producía un fruto blanco. Nunca supimos lo que era, pero como muestra de valentía, nos retamos a probarlo. ¿Qué les puedo decir del sabor? Para evitar el apodo de gallinas, sufrimos el resto de la tarde una sensación en la lengua como si nos la hubieran raspado con papel de lija. Aprendí una lección: existen frutos malos. ¿Le habrá pasado algo similar a Pablo? En Gálatas 5, Pablo nos habla de frutos: los malos (de la carne) y los buenos (del Espíritu).

Para mantener el orden de Pablo, dejaremos para una futura entrega los más agradables.

Gálatas 5:19-21 (Dios Habla Hoy)
Es fácil ver lo que hacen quienes siguen los malos deseos: cometen inmoralidades sexuales, hacen cosas impuras y viciosas, adoran ídolos y practican la brujería. Mantienen odios, discordias y celos. Se enojan fácilmente, causan rivalidades, divisiones y partidismos. Son envidiosos, borrachos, glotones y otras cosas parecidas. Les advierto a ustedes, como ya antes lo he hecho, que los que así se portan no tendrán parte en el reino de Dios.

Existen frutos que evidencian su sabor amargo y desagradable, como las inmoralidades sexuales, la idolatría y la brujería. Otros más difíciles de percibir que son malos, como los odios, discordias y celos. Y otros que preferimos ignorar, o pretender que Pablo se equivocó al incluirlos en la lista: envidias, borracheras y glotonerías.

¿No existirán niveles? Es imposible que Dios considere como iguales el adulterio con la envidia. El primero debería tener clasificación XXX y el otro apenas mini-x. ¿Por qué Pablo los pondría en la misma lista?

De hecho podríamos establecer una escala. Algo así como: 7 hamburguesas dobles con papas y refresco grandes (cada una) igual a una lectura de Tarot. O bien, 10 copas de tequila igual a un adulterio mental. También, envidiar el coche del vecino igual a envidiar el refrigerador, la tele y la estufa de la vecina. Después de todo, un coche vale más, ¿no es así? ¿Por qué están todos en el mismo nivel? ¿Qué pretende Dios?

Supongo que la respuesta es simple: Santidad. No podemos ser libres para acercarnos a Él si estamos presos del pecado, aún de los supuestos sencillos, como la envidia. Un ser perfecto como Dios, no puede tolerar ninguna clase de imperfección.

Tratemos de imaginar lo que diría Dios al ver nuestro comportamiento. Primero con el fruto XXX y luego con el mini-x.

“Hijo mío, has cometido adulterio. Me entristece. Yo te había concedido como pareja a una excelente mujer. No era perfecta, como tampoco tú lo eras, pero era lo mejor para ti y así lo consideraste tú en su momento cuando decidiste casarte con ella. Al cometer adulterio te has rebelado a mi autoridad. Lamento lo que viene en el futuro para ti, pero es lo justo.”

¿Podría ser diferente para el fruto mini-x?

“Hijo mío, estás lleno de envidia. Me entristece. Yo te había concedido como patrimonio un techo y un auto compacto. No eran de lo más costoso, pero tampoco tú pusiste especial énfasis en prepararte para la vida, sin embargo eran lo más adecuado para ti en su momento y así lo consideraste tú cuando los adquiriste. Al tener envidia te rebelas a mi autoridad. Lamento lo que viene en el futuro para ti, pero es lo justo.”

¿Cómo puede un Dios justo actuar diferente? Se estaría negando a sí mismo. Si hablamos de glotonería, Dios se entristecería que no sepamos cuidar el organismo que nos concedió. ¿Usted qué sentiría si su hijo maltrata el auto que compró para él? Si hablamos de enojos, Dios se entristecería que no sepamos controlar nuestro carácter. Etc.

Quizá haya diferencias en las consecuencias terrenales. Al fin y al cabo, una falla tiene dos tipos de consecuencias: eternas y humanas. Después de conocido un adulterio, muy probablemente perdamos a nuestra familia como consecuencia casi inmediata. La envidia no traerá tal efecto instantáneo, pero nuestra alma se irá amargando hasta que eventualmente nuestra pareja e hijos no nos soporten y busquen una oportunidad para distanciarse de nosotros. En el nivel eterno, las consecuencias no difieren: separación de Dios.

En conclusión, todos los frutos de la carne son XXX, todos entristecen a Dios. No existe tal cosa como “mentiras blancas”, “envidia de la buena”, “enojo justificado”, “magia blanca”, etc. ¿Somos concientes de ello? No justifiquemos nuestro accionar erróneo con argumentos infantiles.

Ciertamente no es una cita que nos agrade recordar y aprender de memoria, pero son palabras que debemos recordar como palabras sabias de un Dios, que como amoroso padre, nos advierte de peligros potenciales de los cuales nos quiere alejar. Mejor aún, leamos lo que dice Gálatas a continuación.

Lo que dice la Biblia:
En cambio, lo que el Espíritu produce es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. Contra tales cosas no hay ley. (Gálatas 5:22-23)

Y que estos Frutos del Espíritu nos sirvan de motivación para resistir los de la carne.

16 comentarios:

.: Jessie :. dijo...

amen!! porque sin santidad nadie verá a Dios...pecado "grande" o "chiko" es pecado de todas maneras.
Cuán importante es mantener nuestra vestidura blanca, resplandeciente, sin arruga y sin mancha
Estemos a cuentas! estemos vigilantes!
Dios te bendiga hno!

Anónimo dijo...

Alirio: solo una cosa hermano el Espiritu santo produce un solo fruto,vea el libro de galatas dice el fruto del Espiritu son.... (singular) y son 9 ahora bien galatas 5:19 habla de lso frutos de la carne y son como 17 ve la diferencia saludos

luismp2708_04 dijo...

hola este articulo biblico es muy bueno,tengo un blog tambien y no sabia como hablar de DIOS en el, y ya tengo una idea, gracias ( no soy copiona eh?) ¿como puedo mandar este articulo a una amiga que acaba de recibir a JESUCRISTO EN SU CORAZON? ella a un no sabe mucho de la biblia.

Anónimo dijo...

creo que el fruto de la carne es el causante de todas nuestra enfermedades y males "la llevamos toda la vida y nos produce cansancio que no podemos llevar hasta que nos hacercamos adios y nos sana pero por nuestra porfia seguimos en lo mismo " Dios quiere que obtengamos tengamos sabiduria y entendimiento para librarlo de esto.

Anónimo dijo...

Hoy ha sido un dia dificil batallo todo el tiempo con los deseos de mi carne me da una verguensa porque soy una mujer madura y esta area quisiera que fuera tomada en control no tengo esposo u hace 10 años que estoy sin compañero

adrian dijo...

gracias por el artículo, ha sido de bendición para mi.

Anónimo dijo...

aammeenn por dios¡¡¡¡::

Anónimo dijo...

aammeenn por dios¡¡¡¡::

Anónimo dijo...

ESTE ARTICULO LO ENCONTRE BUSCANDO CUALES ERAN LOS FRUTOS DE LA CARNE... NO ERA LO QUE BUSCABA PRECISAMENTE PERO CIERTAMENTE A SIDO DE BENDICION Y CONOCIMIENTO... GRACIAS BROTHER POR COMPARTIRLO... YO NO TENGO MUCHO CONOCIEMIENTO DE COMO SE USA UN BLOG PERO QUISIERA PREGUNTARTE SI HAY ALGUN PROBLEMA DE QUE LO PUEDA COMPARTIR EN EL FACEBOOK, O SI TIENES FACE Y LO TIENES PUBLICADO EN EL SITIO PODER AGREGARTE Y DE IGUAL COMPARTIRLO.. ESPERO ME PUEDAS RESPONDER PUES DE VERDAD SI ME GUSTARIA QUE LO LEYERAN MIS CONTACTOS... BENDICIONES EN ABUNDANCIA... SALUDOS... BUEN DIA!!

Sergio Alonso dijo...

No tengo facebook (aún). Así que de momento puedes compartir la entrada (lo cual te agradezco enormemente y me halaga) poniendo una liga al blog. No solo me convienen las lecturas adicionales, sino además alguno de tus conocidos podría encontrar algún otro artículo en el blog que le llame la atención. Puedes copiar esta liga:

http://blogdesergioalonso.blogspot.com/2007/10/frutos-de-la-carne.html

Mil gracias y bendiciones.

Anónimo dijo...

necessario verificar:)

Anónimo dijo...

Buenas noches a los hermanos en crsito, frutos de la carne y del espiritu, son acciones que hacemos y que hay que tener claro que estas acciones generan una concecuencia que vendra a nosotros sea buena o mala como pago de lo que hagamos. saludos

Anónimo dijo...

EXCELENTE

SALUDOS DESDE VENEZUELA

Anónimo dijo...

Hola, Yo tengo todos los frutos del espiritu que tu mencionas, sin embargo tengo una lucha fuerte con algunos frutos de la carne que tambien poseo y tiene que ver con la lascivia, no he podido encontrar una pareja estable para el matrimonio y muchas de las muejeres que me rodean para ligar con migo no son cristianas. ¿que debo hacer?.. .. judaskiller2004@yahoo.com.ar

Anónimo dijo...

Te entieno. La palabra de Dios cita que es mejor casarse que estar quemàndose". Sé que no es fácil. También cuando vengan las situaciones de debilidad piensa en estos versículos: "resistid al diablo y él huirá de vosotros". "estad quietos y entended que yo soy Dios". Buscas primero el reino de Dios y su justicia yTODAS las demás cosas serán añadidas". Ora x esto para que Dios ponga en tu vida un compañero fiel. Saca un buen tiempo para q ayunes y ores por esto. Trata de no deseaperarte en la espera y espera en la confirmacion d Dios. Dios conoce nuestras necesidades mas q nosotras mismas, pero el quiere que tu te entregues primeramente a él con todo tu corazón. Debes renunciar a tu voluntad y vivir completamente a la voluntad de Dios. "las pequeñas zorras son las q echan a perder toda la cosecha"- Pídele a Dios q te revele su voluntad y q escudriñe tu corazòn". Recuerda q Dios no es Padre Dame ni Padre resuelve como muchos usan al Señor q despues q el les complace sus peticiones obran como los 9 leprosos q se olvidaron del favor inmerecido. Dios quiere tener intomidad completa contigo. Llénate de él y él complacerá ias peticiones de tu corazón. Dios te bendiga. Marilyn R.

yordan dijo...

buenos dias bendiciones a todos hago saber esto en forma de testimonio el dia de hoy he expuesto una palabra poderosa en la iglesia donde hable sobre los deseos de la carne y los frutos del espiritu santo asi que en esas cosas pecaminosas las atremos nosotros mismo y no debemos de dejarnos dominar de esos deseos sino dejar q el Espiritu Santo te llene y puedas vivir en el...att. yordan