domingo, abril 12, 2015

Frivolidad

Así que les digo esto y les insisto en el Señor: no vivan más con pensamientos frívolos como los paganos (Efesios 4:17).

Antes que nada, ¿qué entendemos por frivolidad? La definición aportada por el diccionario de la Real Academia Española nos puede servir:

(Del lat. frivŏlus).
1. adj. Ligero, veleidoso, insustancial. (Usado también como sustantivo)
2. adj. Se dice de los espectáculos ligeros y sensuales, de sus textos, canciones y bailes, y de las personas que los interpretan.
3. adj. Dicho de una publicación: Que trata temas ligeros, con predominio de lo sensual.

Con tal definición no puede uno sino pensar en los contenidos de la televisión de hoy, las películas populares, las revistas de entretenimiento, de los chismes que circulan por las redes sociales, de los videos que plagan las páginas de Internet, en fin, no podemos sino concluir que la vida a nuestro alrededor está llena de frivolidad.

¿Qué podemos hacer? A menos que nos convirtamos en ermitaños o nos encerremos en nuestras casas (eliminando la tv, radio e Internet), vamos a ser bombardeados por frivolidad todos los días. La respuesta por supuesto está en la Biblia: Ser renovados en la actitud de su mente (Efesios 4:23). Y sólo Dios puede auxiliarnos en esta misión: no vivir más con pensamientos frívolos. Pero si somos serios en nuestro deseo de seguir a Jesús, debemos renovar nuestra mente con la Palabra de Dios, oración y ayuno.


No hay comentarios.: