jueves, junio 07, 2007

Regresa Billetera con Dos Mil Dólares

La Noticia:
Un indigente encontró… una billetera con 2 mil 700 dólares, cheques y varias tarjetas de crédito en una plaza de la provincia argentina de Salta y la devolvió a su dueño… Ricardo Ismael Medina, de 42 años, un hombre que sobrevive vendiendo cartones y plásticos que encuentra en las calles, halló el 'tesoro' debajo de un banco en una plaza… "La verdad es que no dudé un instante en devolverlo porque eso era algo que no era mío y si mis amigos o quienes me conocen se hubieran enterado de que me quedé con algo ajeno, me hubieran dado vuelta la cara", afirmó a la prensa Medina, que vive en una improvisada vivienda al costado de un monumento, junto a un grupo de perros y once gatos… Al descubrir que dentro de la billetera había mil 100 dólares y 5 mil pesos argentinos (unos mil 600 dólares), se dirigió a una sede policial cercana para denunciar el hallazgo, y poco después fue localizado el afortunado dueño de la billetera, que otorgó a Medina una recompensa de 300 pesos (96.7 dólares). (reforma.com)

Comentario:
¿Y hay quien duda que aún existe gente honrada? Ricardo Ismael no sólo es honrado, sino un verdadero héroe. ¿Se imagina la felicidad del dueño de la cartera al recuperarla? No se menciona porqué traía tanto dinero, pero a menos que pertenezca a la lista de los más ricos de Forbes, a nadie le sobran 2,700 dólares.

Mucha gente, quizás la mayoría, todavía piensa que el dinero trae la felicidad, o como mínimo, la facilita. Falso. Generalmente la gente se enreda en círculos viciosos para obtener más dinero que incrementan necesidades que requieren más dinero, y así hasta que termina todo en ruina, destrucción o amargura. Y nótese que dije “generalmente.” No hay ley que prohíba a un rico ser feliz, sólo que estos lo logran “a pesar” del dinero.

Generalmente la gente de dinero está más preocupada cuidando su patrimonio, muchas veces tiene que contratar elementos de seguridad para protección personal y de los suyos, los compromisos sociales lo alejan de la vida familiar y la pareja e hijos lo resienten, pierden contacto con el lado humano de sus empleados y sacrifican compasión a cambio de eficiencia, pierden noción de la realidad social y la pobreza del mundo, etc. No por nada Jesús dijo: “es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de Dios” (Lucas 18:25)

El hombre de la noticia quedó más satisfecho con los casi 100 dólares de recompensa que recibió, que si se hubiera quedado con la cartera, lo que lo hubiera llenado de nerviosismo, hubiera tenido que mentir a sus amigos, esconderse de ellos y quizá perder su amistad. Sin dudarlo él escogió a sus amigos por sobre un puñado de billetes. ¿No hubiera hecho usted lo mismo? ¿No debería usted hacer lo mismo, en caso que se presentase una disyuntiva similar?

¿Alguna vez le prestó dinero a algún amigo y este no se lo devolvió? ¿Y la amistad se enfrió después? ¡Mhh! Supongo que me estoy desviando… Estoy elucubrando aquí, pero estaría dispuesto a apostar a que nuestro héroe Ricardo Ismael compartió los 97 dólares de la recompensa con sus perros y gatos y se sintió feliz cuando movieron la cola y ronronearon.

Lo que dice la Biblia:
Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores (1 Timoteo 6:8-10).

¿Cómo podemos estar vacunados contra el amor al dinero? Pablo en la cita nos ofrece algunos consejos: (1) Estemos contentos con lo que poseemos. Si bien podemos planear para cambiar auto, eso no debería hacernos tomar decisiones que nos quiten el sueño. (2) Cuidemos los métodos en que estemos pensando para hacernos de más dinero. (3) Amemos a la gente más que al dinero y (4) busquemos más a Dios.

Y un quinto consejo, no de Pablo, sino indirecto de Ricardo Ismael: adoptemos perros y gatos.

5 comentarios:

tXI dijo...

una tentacion grande esa!

mas de algun neo-evangelico habria dicho "Es una bendicion de Dios" o "mi diezmo multiplicado * 100 ahi está"


bueno, aunque no me crean, yo hubiera hecho lo mismo, Dios me ha bendecido mucho y en particular, cuando me han pasado cosas así (no a ese nivel, pero bueno) he hecho lo correcto, gracias a Dios.

saludos

http://elblogdeffuentes.cl

Carlos Julio Pérez Quizhpe dijo...

Así ha dicho el Señor:

Luc 7:6 Y Jesús fue con ellos. Pero cuando ya no estaban lejos de la casa, el centurión envió a él unos amigos, diciéndole: Señor, no te molestes, pues no soy digno de que entres bajo mi techo;
Luc 7:7 por lo que ni aun me tuve por digno de venir a ti; pero di la palabra, y mi siervo será sano.
Luc 7:8 Porque también yo soy hombre puesto bajo autoridad, y tengo soldados
bajo mis órdenes; y digo a éste: Ve, y va; y al otro: Ven, y viene; y a
mi siervo: Haz esto, y lo hace.
Luc 7:9 Al oír esto, Jesús se maravilló de él, y volviéndose, dijo a la gente que le seguía: Os digo que ni aun en Israel he hallado tanta fe. (RV60)

¿Hace falta ser cristiano para agradar a Dios? ¿No se consideró este romano indigno de que el Señor le de la tremenda honra de entrar en su casa?

Dios busca el corazón del hombre. Para los que somos sus siervos, que esto sea una lección de humildad y de amor al prójimo para todos nosotros.

Que sea Cristo el dueño de nuestras vidas y Él domine nuestro existir en esta transición que llamamos vida.

Un abrazo desde Ecuador.
Dios nos bendiga.

Ixel dijo...

Pues yo creo lo mismo el dinero,autos viajes a zonas exoticas (tierra fe fuego)etc. etc. no es lo mas importante segun entiendo, sino hacer lo que a uno le gusta.
Un sexto consejo hagamos investigación y CIENCIA!

leo_on dijo...

Pues cualquier prosperitario tomaria el dinero iria al banco a depositarlo y el domingo estaria testificando de la bendicion qer Dios le dio...

Anónimo dijo...

Antes pobre que ladrón (San Francisco de Sales, dixit)