viernes, marzo 28, 2008

Ingenio

Según el diccionario ingenio es (1) la capacidad para enfrentarse a problemas pronta y eficazmente (2) astucia en encontrar recursos y (3) capacidad para inventar nuevas cosas y métodos. Lo opuesto al ingenio es el derroche ya que ciertamente se podría contratar a cientos de especialistas con equipo y materiales nuevos para resolver un problema, pero el desperdicio en que se incurriría sería grande.

Es prácticamente inevitable que cuando pensemos en ingenio, recordemos el ejemplo de Tomás A. Edison, un gran inventor y hombre de negocios. Pero no tenemos que pasar a la historia como Edison para poder ser reconocidos como poseedores de cierto ingenio. Si alguna vez ha utilizado papel para otro uso que no sea el de escribir sobre él (doblado para nivelar una mesa o silla, arrugado para rellenar una caja, quemándolo para iniciar un fuego, etc.) usted ha hecho uso del ingenio.

Un aspecto del ingenio es observar los recursos disponibles y darles usos alternativos. Como en el ejemplo mencionado del papel o cuando reutilizamos el empaque de un producto nuevo. El fundador de la Ford, Henry Ford, usaba los empaques de madera de los carburadores que le enviaba su proveedor como base para el piso de los autos. Así que antes de aumentar el volumen de nuestras bolsas de basura, reflexionemos un instante si no existe un uso alternativo de eso que estamos pensando en desechar.

Ingenio también es el comenzar con una idea y buscar los recursos disponibles para realizarla. Aquí el punto, además de visualizar una forma de solucionar un problema, es lograrlo con lo que se tiene a la mano. Cuando los miembros de la tripulación del Apolo 13 se enfrentaron a una crisis en pleno espacio, no tenían la manera de pedirle a un proveedor que les enviara equipo nuevo. Cierto que pocos se verán en dicha situación, pero de eso trata el ingenio: resolver rápida y eficazmente las crisis con lo que se tiene disponible.

¿Cuáles son los recursos típicos con los que contamos? No sólo son herramientas y chatarra almacenadas en la cochera, sino también recursos intangibles como son tiempo, relaciones personales, capacidad intelectual, lenguaje y carácter. Repasemos cada uno: Sólo existen 24 horas en un día y, a menos que alguien sea excepcionalmente ingenioso, se requiere dedicar tiempo (recurso escaso) a la realización de esa idea que se nos ocurrió. El ingenio comienza desde la forma de encontrar tiempo para poder dedicarlo a esa idea.

Las relaciones personales son un recurso inapreciable, ya que muchas veces nos detendremos ante aspectos que parecen insalvables, pero si sabemos a quién recurrir, seremos capaces de perseverar. La capacidad intelectual no se refiere a conocimientos o grados académicos, sino a creatividad, agudeza para imaginar soluciones y ciertas habilidades mentales y motrices, que todos, quizá con diferentes perspectivas, poseemos. El lenguaje es la habilidad para comunicar las ideas. Aumentar nuestro vocabulario sería de gran ayuda cuando buscamos soluciones a problemas. En este caso la lectura es recomendable para quien tenga como meta ser más ingenioso.

Sin duda el carácter es el mayor recurso de todos. ¿Quién querría ser socio de alguien con ingenio pero de dudosa moralidad? ¿Qué detendría a esa persona de usar su ingenio para engañar a sus asociados? O si es insoportablemente pedante, egoísta o desorganizado, el ingenio no lo compensará (de hecho el ingenio es sólo un rasgo de entre muchos que forman el carácter). El carácter es un recurso que acompañará al éxito a la persona que lo desarrolle para bien.

¿Cómo se puede utilizar el ingenio? Lo primero que viene a la mente es en la creación de nuevos productos que traigan prosperidad económica a quien los genere. Desde el inventor de la bombilla eléctrica hasta el creador de YouTube, existe una amplia gama de ejemplos. Pero también a nivel casero podemos hacer ahorros o simplemente contribuir a evitar el deterioro ambiental: reciclar objetos usados, reparar equipo que aún puede tener vida, o simplemente regalar, en vez de tirar, ropa y utensilios a gente menos afortunada que nosotros.

Finalmente debemos aprender a reconocer el valor en objetos, gente e ideas, porque ingenio es también transformar una situación difícil en una enseñanza permanente. Jesús era una persona de ingenio, o no se explica cómo salió avante de las muchas pruebas a que lo sometieron los fariseos.

Lo que dice la Biblia
Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio, le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio. Y en la ley nos mandó Moisés apedrear a tales mujeres. Tú, pues, ¿qué dices? Más esto decían tentándole, para poder acusarle. Pero Jesús, inclinado hacia el suelo, escribía en tierra con el dedo. Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella. E inclinándose de nuevo hacia el suelo, siguió escribiendo en tierra. Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más (Juan 8:3-11)

Probablemente cualquier otra contestación hubiera costado la vida a la mujer o su propio ministerio. Que la contestación de Jesús nos inspire a buscar el rasgo de carácter del ingenio.

1 comentario:

antella dijo...

estaba buscando una informacion para un trabajo y llegue a este blog, es realmente interesante, lo agrege a mis link's, espero no te moleste...
bueno espero seguir leyendo temas interesantes en el y me dare el tiempo un dia de estos para leer todos los que ya estan...

muchas bendiciones.

Andrea Quiñelén Sáes.
Santiago, Chile.