miércoles, enero 10, 2007

Regresa Libro en 47 Años

La Noticia
Apareció en Reforma.com

Robert Nuranen finalmente devolvió a la biblioteca de su colegio el libro que había sacado hace 47 años, y al hacerlo pagó la multa correspondiente de 171 dólares… El libro, "Prince of Egypt" (Príncipe de Egipto) estaba en la casa durante décadas y siempre que alguien lo veía lo dejaba a un lado… Nuranen finalmente lo tomó la semana pasada, cuando buscaba una caja en el ático… "Supuse que sería mejor devolverlo y no dejar que pasen otros 10 años", dijo… "Dejar que pasen 57 años habría sido una vergüenza"…

Comentario
¡Y yo que me propongo leer la Biblia completa en un año! La parte de Moisés (supongo que es el Príncipe de Egipto a que se refiere el libro de la noticia) abarca sólo los cinco primeros libros de la Biblia (de un total de 66, en caso que tengan el dato en la punta de la lengua), así que a finales de febrero deberíamos pasar a Josué (el sexto libro).

Ciertamente si leyéramos a libro por año, tardaríamos 66 años, pero sería extraordinariamente lento leer un libro por año ¿o no? Ya no digamos un libro cada 47 años, como el sujeto de la noticia (a ese ritmo sólo va a leer dos libros cuando mucho en su vida). Esto nos lleva a la siguiente reflexión ¿cuántos libros por año leemos? O bien una alternativa, ¿cuánto tiempo dedicamos al día, o a la semana, a leer?

Si es usted de los que contestaron 10 libros por año o más a la pregunta anterior, ¡felicidades! Usted debería estar entre los próceres nacionales y tiene permiso de saltarse los siguientes párrafos hasta donde está el subtítulo: “El Versículo” (si fueron menos de 10, pero entre ellos cuenta a la Biblia, El Quijote, Crimen y Castigo, o cualquiera de León Tolstoi, también está eximido. Pero si su lista incluye al Código Da Vinci o cualquiera de Harry Potter, no sólo siga leyendo, sino escríbame para orar por usted)

(Nota del E.: no tome muy personal lo que está entre paréntesis, se trata de intervenciones un tanto en broma del autor (A.) que pretenden amenizar la lectura)

(Nota del A.: No crean que se trata de toda una organización, el editor (E.) soy yo mismo con diferente cachucha. El día que el Blog llegue a las 100,000 visitas, quizá contrate a un editor profesional)

(Nota del E.: ¿100,000 visitas? El autor sueña)

El punto es, si nuestra sociedad dedicara más tiempo a la lectura que el que dedica a ver la TV, tendríamos una sociedad más educada, respetuosa, informada y culta. A la velocidad de dos capítulos por hora (libro promedio), podríamos terminar un libro de 20 capítulos a cambio de dejar de ver cinco partidos de fútbol, o 10 episodios de una telenovela. ¡Hay demasiados libros buenos ahí afuera como para seguir viendo la TV!

El Versículo
Porque Esdras había preparado su corazón para estudiar la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos. (Esdras 7.10)

Esdras fue un hombre de impacto en su época. En mucho gracias a que “preparó su corazón para estudiar…” En este caso la Biblia.

Si bien no niego que hay buenos programas en la TV, aceptemos que la generalidad de las personas no la prenden buscando los programas educativos. Convénzase para disminuir el tiempo dedicado a la TV y, si quiere ser radical, convenza también a su vecino.

1 comentario:

Didier Albán M. dijo...

Que agradable encontrar este tipo de lecturas, que no solo entretienen sino lo más importante: alimentan.
Un abrazo desde Santiago De Cali, Colombia y mil bendiciones del Señor.