martes, enero 23, 2007

Cae Desde un Piso 17

La Noticia
Un hombre cayó desde el piso 17 de un hotel y se desplomó por 16 niveles hasta que chocó con un alero, que le salvó la vida aunque sufrió varias lesiones... Joshua S. Hanson, de 29 años y oriundo de Blair en el estado de Wisconsin, fue llevado a un hospital... Policías y bomberos dijeron que tenía múltiples fracturas y lesiones internas... El hombre seguramente tuvo a "un ángel en su hombro o algo así", dijo el teniente de policía Dale Barsness... "Es un tipo con suerte..." De acuerdo con un informe de la policía, Hanson y dos amigos regresaron de una noche de copas al hotel alrededor de las 01:30 horas del sábado. Cuando el elevador llegó al piso 17, Hanson corrió por un pasillo breve hacia una ventana de doble cristal que se extendía del piso al techo, indicó Barsness. Al parecer perdió el equilibrio, se proyectó contra el cristal, lo rompió y cayó unos 90 metros hasta que se impactó con el alero del primero piso... La policía informó que Hanson estaba consciente y hablaba cuando fue retirado del alero. "Esto nunca antes ha ocurrido", señaló Mason… (reforma.com)

Comentario
Según la fuente: “estaba consciente y hablaba…” No se especifica qué decía, pero yo me imagino que estaba: (a) prometiendo a Dios no volver a tomar; (b) dándole gracias a Dios; (c) reclamando que no hubiera habido habitaciones en la planta baja; (d) avisando que ya no necesitaba ir al baño (después de todo por qué estaba corriendo al salir del ascensor, si no es porque después de beber tanto, le urgía llegar al baño), o (e) pidiendo que le dijeran a su jefe que no iba a llegar a trabajar.

Yo hubiera comenzado con la opción (b) por supuesto. Nada ocurre en esta vida por coincidencia o en contra de la voluntad de Dios. La mayoría de nosotros estamos vivos gracias a Dios y no por nuestros méritos, habilidades o precaución. Confesemos que hemos tomado decisiones en el pasado que bien hubieran podido terminar con nuestra existencia. Cuando estábamos aprendiendo a manejar, cuando aceleramos más de lo debido, cuando nos distrajimos ante el volante, cuando casi nos quedamos dormidos en el auto, cuando por poco nos arrolla aquel conductor, cuando nos descuidamos en aquella enfermedad, cuando nos internamos temerariamente en el mar o aquel lago, o simplemente cuando ingerimos comida insalubre o poco saludable.

¿Y qué decir del alcohol que nos hace tomar actitudes o acciones por demás riesgosas?

(Nota del Editor: El autor tiene otros escritos respecto al alcohol. Si quiere revisarlos, utilice las referencias cruzadas en la barra lateral.)

(Nota del Autor: Me choca cuando este editor corta mis escritos. Por más que le he dicho que los deje fluir. Después de todo, quienes andan en la Blogósfera, ¿así se dice, editor?, saben cómo ir a artículos previos.)

(Nota del Editor: No tengo idea, pero seguro que alguno de tus múltiples (risitas aquí) lectores lo sabe y lo colocará como comentario.)

El sujeto de la noticia ciertamente haría bien, luego de la opción (b), elegir la opción (a): retirarse del alcohol. Quizá la consecuencia de beber no sea sólo la probabilidad de caer de un piso 17 (perder el equilibrio y rodar por unas escaleras es ya doloroso de por si), sino algo más grave que unos huesos rotos (a final de cuentas, eso obtuvo el afortunado de la noticia), como es: una familia destrozada, amistades perdidas, daño hepático, daño cerebral, divorcios, violencia familiar, accidentes viales, etc.

Sí, Dios está en control y ciertamente pudo haber colocado a "un ángel en su hombro o algo así…," pero no debemos tentarlo.

El Versículo
Jesús le dijo:
—Escrito está también: “No tentarás al Señor tu Dios”
(Mateo 4:7)

Fue la sabia respuesta de Jesús ante la tentación de Satanás de que se tirara desde la parte más alta del Templo ya que los ángeles lo sostendrían.

Ciertamente los ángeles sostuvieron al hombre de la noticia y es una evidencia que tenemos de que Dios es capaz de contestarle a Satanás aún el día de hoy. Dios está expresando: “Sí, yo puedo enviar a mis ángeles a sostener a quien se arroja desde un piso 17.” Pero no tenemos porqué cargarle la mano si nosotros podemos adoptar la sabiduría de Jesús y somos nosotros (tenemos la autoridad para ello) quienes le decimos a Satanás: “No tentarás al Señor tu Dios”

2 comentarios:

Ixel A. dijo...

Espero que leas esto Tío, no había podido usar esto de los comentarios, por alguna extraña razón no se cargaba en la máquina? Pero ya se pudo.
Ahora, sigo sin entender algo, es metáfora eso de los ángeles? por que es claro que nadie sostuvo al sujeto por que eso no pasa…Yo creo que solo tuvo suerte de salvarse y mucha, la probabilidad es realmente baja a esa altura. No me queda claro lo que mencionas al final, lo que hizo que perdiera el equilibrio fue su perdida de control motor al beber en exceso que es una de las primeras cosas que fallan en el SN cuando uno bebe de más y no Satanás.

Anónimo dijo...

Jajaja comparto las dos ideas(del autor y del editor)
Bueno yo leo la noticia y el comentario me parecen muy acertados todos y soy una lectora asidua del blog.-