miércoles, julio 25, 2007

Harry Potter Fija Récord de Ventas

La Noticia:
"Harry Potter and the Deathly Hallows," el séptimo y último libro de J.K. Rowling vendió 8.3 millones de copias en las primeras 24 horas a la venta en los Estados Unidos… El libro vendió 2.6 millones de copias en la Gran Bretaña… Ningún otro libro, ni siquiera alguno de los seis previos de Potter, ha sido tan buscado… "Deathly Hallows" promedió más de 300,000 ejemplares vendidos por hora, más de 5,000 por minuto, en los Estados Unidos… (cnn.com)

Comentario;
Llega de nuevo a las librerías el pequeño aprendiz de mago y un viejo debate se re-abre: ¿debemos permitir a nuestros hijos leer los libros, ver las películas o prohibírselos? La respuesta no es evidente, por lo que exploraremos algunos aspectos de dicho debate, no sin antes mencionar que me alegro por el negocio que están haciendo las librerías, aunque me entristece que sea con esta autora y no con alguien inspirador de la talla de Frank Peretti, Bill Myers o Tim LaHaye.

Aspectos negativos
Podemos identificar varios aspectos negativos en la película y de hecho en toda la serie, que ha sido completada con los siete libros que prometió escribir la autora. No hay garantías sin embargo de que no vaya a escribir el Libro Cero, el Siete Extra, el Hijo de Harry, o cosas similares, si le viene la inspiración, o le falta dinero para un yate.

1. La magia en sí misma. Aún cuando la trama separa a buenos y malos, el hecho de que el personaje central sea un niño aprendiz de mago, hace que los niños tengan un secreto deseo por ser ellos mismos capaces de producir magia y los puede hacer sensitivos al uso de la “magia blanca” o al recurrir a brujos y curanderos en situaciones especiales.

2. El rompimiento de reglas. A lo largo de la serie los personajes centrales (Harry, Ron y Hermione) rompen repetidamente las reglas del colegio para poder enfrentar a sus enemigos (y eventualmente vencerlos, por supuesto). Los niños reciben un mensaje, más que claro, que las reglas están ahí para romperse si se oponen a nuestros proyectos. Sobre todo porque al final de cada libro, siempre son felicitados y salen triunfantes.

3. La estupidez de los adultos. La razón por la que estos niños/adolescentes magos rompen las reglas es que los adultos (encarnados por los profesores del colegio y otras autoridades) no son capaces de entender la situación, o bien son incapaces de hacer algo. El respeto a los mayores queda minado como valor.

De los tres aspectos mencionados, quizá los dos últimos son peores que el primero. Los padres pueden batallar contra la fantasía de usar magia (salvo casos excepcionales, los pocos brujos/brujas que nos rodean no son más que charlatanes), pero es más complicado evitar la influencia negativa de respeto a los mayores y a las reglas exactamente cuando más sensibles están los hijos a esto: la adolescencia. Que quede claro que no niego el riesgo de abrir la puerta a una guerra espiritual muy peligrosa (similar a cuando alguien juega con la Ouija), pero serán pocos los muchachos que tomarán más seriamente la magia de estos libros/películas que la de las hadas de Disney. Por favor, si su hijo toma realmente en serio la historia, diríjase de inmediato a su pastor para recibir consejo.

Aspectos positivos
A pesar de todo, existen:

1. El triunfo del bien sobre el mal. Todos son brujos, pero el mensaje es que aún perteneciendo a una secta peculiar, se puede estar del lado del bien.

2. La amistad. Los niños se demuestran entre ellos una fuerte amistad. Harry es un huérfano maltratado por sus tíos que encuentra amor y amistad entre sus compañeros de colegio. Cuando en su primera navidad sólo recibe de sus tíos un palillo de dientes como regalo, la mamá de su mejor amigo le envía un suéter.

3. La dedicación. La pequeña bruja, Hermione, no lo es por nacimiento, como la gran mayoría de estudiantes, sino lo es por su propia dedicación. Ella es la que más estudia, la que más lee, la que siempre sabe las respuestas, etc. La señal recibida por los niños es que el trabajo y la dedicación logran vencer grandes obstáculos (aún cuando el objeto de dicho trabajo sea un tanto cuestionable: convertirse en bruja)

Lo que dice la Biblia:
No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominable para Dios cualquiera que hace estas cosas, y por estas cosas abominables el Señor, tu Dios, expulsa a estas naciones de tu presencia. (Deuteronomio 18:10-12)

En conclusión considere lo siguiente. Primero, si sus hijos ya leyeron los libros o vieron las películas, no lo tome como una desgracia, pero sí hable con ellos y contrarreste con argumentos los aspectos negativos mencionados y exalte los positivos. Asegúrese de que entiendan que la magia, de ningún modo, es positiva.

Segundo, si sus hijos no han leído o visto, debe tomar una decisión: prohibir o hacerlo con ellos. Si les deja leer el libro, de hecho Ud. debería leerlo también. Entérese de primera mano lo que les está comprando y asústese (no por la trama, sino por todos los conceptos de ocultismo que han estado entrando en la mente de nuestros adolescentes). En cualquier caso es mejor darles las razones, en un caso de la prohibición y en otro como precaución para evitar ese aculturamiento subliminal (o evidente) que traen consigo los libros/películas.

De hecho, si se decide por la prohibición, siempre existe el riesgo de que vean “sin querer,” “a escondidas,” las películas o al menos partes de las mismas en TV, videoclubes, almacenes, etc., sin mencionar todos los artículos promocionales y juguetes que abundarán en casa de los amigos, como productos de regalo y demás cosas. Es prácticamente imposible aislar a nuestros hijos de la “Pottermanía” Así que mejor vacúnelos platicando largo y tendido sobre los puntos negativos de Harry Potter.

4 comentarios:

El Samurai dijo...

Saludos. Con respecto a los puntos dos y tres debo decir que, si ya leiste los libros, no parece que hubieras puesto atención en ellos. Los chicos rompren reglas, pero estrictamente bajo situaciones de riesgo o por permiso de autoridades mayores a quien implementa las reglas. Albus Dumbledor, director del colegio facilita a los muchachos en "El prisionero de Azcabán" una máquina del tiempo para salvar la vida de un animal que atacó a un estudiante caprichoso y que estaba maltratandolo. Como era un chico rico y de posición, mueve sus influencias para desquitarse matando al animal. También usan el aparato (giratiempo) para salvar al padrino de Harry de ser ejecutado por un crimen que no cometió por el que es preso por cuestiones políticas.

En "La orden del Fénix" Dolores Umbridge es enviada como Inquisidora (con lo que implica el nombre) para someter a los estudiantes a maltratos físicos y adoctrinamiento para mantenerlos en ignorancia, una vez más, por cuestiones políticas; pues no conviene al ministro de magia que se sepa que el enemigo de Harry, Lord Voldemort, ha vuelto a las andadas. Allí, es Albus Dumbledor quien da cobertura a los "rebeldes", que se organizan en algo llamado "Ejército de Dumbledor" para estudiar a escondidas. Si, para estudiar, porque es lo que tratan de impedirles. Es como meter biblias a escondidas a un país comunista.

Del tercer punto, no son incompetencias de los adultos. Todo lo contrario. Los adultos tienen planes y agendas personales con intereses políticos y de control de la escuela o del ministerio de magia. En el primer libro, "H.P. y la piedra filosofal" el maestro de defensa contra las artes oscuras es un empleado de Voldemort que finge incompetencia para poder hacerse de la piedra que permitirá su amo recuperarse de el daño sufrido al intentar matar a Harry.

Sinceramente, no defiendo el libro, aunque sí me gusta. Lo que me gustaría más es que se jusgue como un libro, así llanamente, y que se le dejaran de aplicar clichés.

En los libros, la magia es sólo un elemento decorativo. Es el entorno donde se llevan a cabo las aciones que son el fondo de la historia.

Si quisiéramos ver algo útil lo lograríamos usar para ejemplificar situaciones.

Por otro lado, Dios nos manda a no usar magia, ni cosas parecidas. Pero ojo, leer este libro de magia ficticia no es hacer magia. Que se señalen supuestos hechizos para hacer aparecer comida o volar o jugar a la pelota con escobas voladoras, no responde a la verdadera mágia.

La magia que nos es prohibida, es aquella que invoca demonios, muertos, santos, espíritus. Usa amuletos, sortilegios y pactos. Es la que hace trabajos de magia blanca o negra. En el caso de esta serie de libros, como en el caso de El señor de los Anillos, Las Crónicas de Narnia o La guerra de las Galaxias, la magia o la fuerza son sólo representaciones simbólicas y cuando se usan palabras mágias se ocupan, en caso de H.P. palabras en latín (u otros idiomas) que expresan sólo la frase de lo que se desea. Por ejemplo, para abrir una cerradura se dice "Alohomora" que es "Aloha", en Hawaiiano "Adios", y Mora, en latín es algo así como bloqueo o traba.

Como en todo, es responzabilidad de los padres recordar a los hijos que la práctica de la magia es algo prohibido por Dios, que nos separa de él y que lo que se lee en el libro es algo ficticio. Ni supermán , ni batman existen y H.P. tampoco. Sólo que supermán no está de moda, pero en su tiempo fue tan señalado como "anticristo" por la iglesia como ahora Harry Potter.

Insisto, no hablo a favor de estos libros. Sólo creo que es necesario un poco más de información.

Bendiciones.

Ixel dijo...

No creo que alguien se ponga hacer “brujería” por leer el libro. Ya que la magia y esas cosas solo son inventos de otros escritores. Es como creer que alguien por leer la odisea crea que se va a encontrar sirenas e el mar o leer la Divina Comedia crea que el infierno esta dividido en 9 círculos (si existiera claro)

En mi opinión, el libro no tiene un mal mensaje, solo es un cuento para niños. (con mucho éxito, eso si). El punto es que prohibir leerlo no tiene sentido, solo es un libro más, claro con gran publicidad. Pero uno no puede andar prohibiendo leer un libro. De hecho es bueno tener variedad en la lectura y que los que lean (niños, jóvenes, adultos) tengan el suficiente criterio para saber si esta bien o mal lo que se ejemplifica en el libro. Imagínense, entonces algunos jamás dejarían que sus hijos lean al Márquez de Sade. (que igual no es uno de mis escritores favoritos).

Yo no tengo hijos, pero no prohibiría que leyeran nada al contrario los alentaría a que leyeran. Si cuidando que hay libros que tienen que esperar a tener cierta edad para ser leídos. Pero el libro en cuestión no tendría por que tener restricciones. En lo personal a mi no me gusta. Si se quiere leer de ese tipo de historias conozco mucho, pero mucho mejores libros.

Lucero dijo...

Más información:
El comentario del Samurai, dice que hace falta más información, así que veamos:

Para el segundo punto:
Romanos 13:1-7 dice claramente que debemos obedecer a las autoridades superiores, y esto sin que lo que piden sea adecuado o conveniente. El romper reglas solo por romperlas o ayudar a otros, no está avalado por la Biblia. Solo hay una razón válida para los cristianos al desobedecer a una autoridad superior: el pecado, Hechos 5:17-32. Si tu autoridad te pide que hagas algo en contra de las leyes de Dios, entonces puedes desobedecer, aunque esto implique que pagues las consecuencias.

Para el tercer punto:
El respeto a la autoridad es indispensable en la vida de los cristianos. Debemos recordar que el cristianismo es una forma de vida, y tomamos el ejemplo de Jesús nuestro Salvador. En todo momento Jesucristo se sometió a las autoridades superiores aún cuando estaban actuando de manera arbitraria y de acuerdo con sus agendas personales y propia conveniencia. Mateo 26:57-67, Isaías capítulo 53. El sufrimiento de Cristo lo llevó a la obediencia. Hebreos 5:7-10.

El peligro que no se ve:
Los libros, la tele, las películas y las canciones, educan, enseñan e instruyen. Las ideas penetran en la mente y allí se quedan, para luego aparecer a la hora de tomar decisiones. ¿Cómo llegamos a aceptar como sociedad el homosexualismo, la fornicación, el aborto? De manera muy sutil y lentamente, penetraron en la mente de generaciones atrás, ideas de vida (lemas de vida) como “amor y paz”, “vamos a ver si somos compatibles sexualmente”, “si te sientes bien, hazlo”, “si no funciona me divorcio”, “la madre es la que decide si aborta o no, es su cuerpo”, Estas frases trajeron consigo lo que vemos ahora, unión libre, falta de compromiso, promiscuidad, millones de abortos, incredulidad a Dios y a su palabra, etc.
¿Qué sucederá a las generaciones futuras que han aceptado Harry Potter como un libro para niños, inofensivo, con un poco de magia? Este libro introduce satanismo, adivinación, hechicería, astrología, como parte normal y divertida de la vida. Ha penetrado ya en millones de niños, adolescentes y adultos. Saca de los personajes y del ambiente la presencia de Dios y del diablo. No es difícil imaginar lo que sucederá a estas generaciones influenciadas por el libro: recurrirán a las puertas falsas de la adivinación, las limpias, los santeros, la lectura de cartas, astrología, etc. como forma normal de vida, como ayuda para tomar decisiones. Al fin y al cabo, Harry Potter hizo todo eso y le fue bien, siempre estuvo del lado del bien, procurando el bienestar no solo suyo sino de los demás. Dios no es necesario, el pecado no existe, todo está en la mente. Y así millones de personas irán al infierno, sin arrepentirse ni conocer su condición delante de Dios, sin saber que tienen vida eterna y que pueden pasarla en el infierno o en el cielo. Rechazarán con mayor fuerza la palabra de Dios, la Biblia y seguirán sin Dios y sin esperanza.
¿Qué pasa con los cristianos influidos por este libro? Tomarán a la ligera el esoterismo, la adivinación y demás. Serán débiles en su fe, vivirán conforme a la sociedad, “si todo mundo lo ha leído”, “no tiene nada de malo”. La Biblia, clara y enfáticamente nos indica:
No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta, Romanos 12:2
Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, refutando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo 2ª Corintios 10:3-5
Sino, como aquél que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: sed santos porque yo soy santo. 1ª Pedro 5:6

Por último recordemos lo que es un cristiano:
“y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía” Hechos 11.26b
“Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: si permaneciereis en mis palabras, seréis verdaderamente mis discípulos” Juan 8:31

Victor Cabrera dijo...

Me parece muy bueno su análisis y mejor la conclusión.

No podemos evitar que las ideas negativas de HP entren en las mentes de los niños, pero si podemos evitar que hagan fruto a través de plática con ellos, dejándoles bien en claro que la magia sea del color que sea es abominación a nuestro Dios.

Si no les platicamos, los niños tenderán a ver la magia como una opción, lo que no ocurre con "La Odisea" o "Superman", pues a diferencia de estos, la magia ES REAL.

Muy bueno, bendiciones